A falta de testamento, ¿quién hereda y en qué proporción?

Última actualización: 10/5/2012

En defecto de testamento, se aplican los siguientes principios a los diferentes casos, como por ejemplo:

  • Si el causante estaba soltero y sin hijos, los herederos legales son sus padres. Si uno de los padres muere antes de la apertura de la sucesión, su cuota hereditaria corresponde a los hermanos del testador a partes iguales. Si uno de los hermanos del testador muere antes de la apertura de la sucesión dejando descendientes, su cuota hereditaria corresponde a sus descendientes. La distribución de esta cuota debe regularse conforme a los principios específicos relativos a las divisiones entre los descendientes lejanos del testador. En ausencia de hermanos o de descendientes de los hermanos del testador, la sucesión corresponde a los abuelos del testador; estos heredan a partes iguales. Si uno de los abuelos muere antes de la apertura de la sucesión, su cuota hereditaria corresponde a sus descendientes. En ausencia de descendientes del abuelo que fallece antes de la apertura de la sucesión, su cuota hereditaria corresponde a los demás abuelos a partes iguales. En ausencia de los parientes anteriormente mencionados, herederos legales, la sucesión corresponde al municipio donde el testador tuvo su último domicilio. Si no resulta posible determinar el último domicilio del testador en Polonia o si el último domicilio del testador se hallaba en el extranjero, la sucesión corresponde a la Tesorería del Estado.
  • Si el causante, sin cónyuge, deja hijos, estos serán los únicos herederos.
  • Si el causante deja cónyuge, este es el único heredero en defecto de descendientes, padre y madre y hermanos del causante.
  • Si el causante deja cónyuge e hijos, el cónyuge supérstite sólo será coheredero junto a los hijos. El importe de su cuota hereditaria depende igualmente del régimen matrimonial, es decir, del régimen de las relaciones patrimoniales entre los cónyuges. En caso de que el causante deje un cónyuge con el que vivía conforme al régimen legal de la sociedad de gananciales, el cónyuge supérstite recibe la mitad de los bienes comunes en aplicación del régimen matrimonial. La otra mitad de los bienes comunes corresponden a la masa hereditaria. De la masa hereditaria, la mitad corresponde al cónyuge si el causante sólo tiene un hijo. Si tiene varios hijos, el cónyuge recibe un cuarto de la herencia y el resto se divide a partes iguales entre los hijos. La cuota de un hijo premuerto corresponde a sus descendientes en representación del mismo por estirpes.

¿Tienen derechos en la sucesión los miembros de uniones de hecho registradas o no registradas?
El derecho polaco no conoce este tipo de unión. El derecho polaco no concede derechos sucesorios automáticos al miembro superviviente de la unión de hecho. Este sólo puede convertirse en heredero si así lo prevé un testamento.

¿Hay leyes específicas con respecto a la sucesión de terrenos agrícolas?
Existen leyes muy específicas sobre la sucesión de terrenos agrícolas.